Historia


La vinculación de Pureza de María a Valldemossa se remonta a 1831. Desde entonces, cuando aún no existía la Congregación, hasta hoy, Pureza de María ha estado presente llevando a cabo diferentes actividades. Pero siempre con un objetivo común: Venerar la Pureza de María y propagar el mejor consejo que jamás se haya podido pronunciar: “Haced lo que Él os diga”.

Cfr.: Consejo dado por María a los sirvientes de las bodas celebradas en Caná de Galilea, Jn 2, 5.

La historia es tan larga como entrañable. Por eso la ofrecemos en episodios y anécdotas que seguro despertarán en el interenauta el deseo de conocer más y mejor a la Congregación de Religiosas Pureza de María y a Alberta Giménez Adrover, su fundadora.