Un buen punto de partida.

Caminante: Sí que hay preciosos caminos para pasear tranquilo desde muy cerca de la Casa de Espiritualidad.

Dirígete a un buen punto de partida de diferentes paseos entre encinas, pinos, olivos… Camina y ora al son del canto de los pájaros y el tintineo de los cencerros. Caminante, sí hay caminos en los que Jesús se te puede hacer el encontradizo.

Desde la casa toma la acera de la Avda de Palma en sentido a Palma hasta que a tu izquierda encuentres unas escaleras.

 

A tu izquierda, la finca Son Gual, con su torre de defensa. Avanza por la calle de Lluis Salvador de Vives i Venezze y deja a tu derecha el parque.

 

 

Tu paseo sobre el asfalto transcurrirá por la calle de Xesc Forteza. Cuando a tu derecha encuentres un balcón que te permite contemplar todo el valle hasta el mar, date un respiro.

 

Continúa por la calle de Xesc Forteza hasta que un muro muy alto y unos cipreses que apuntan al cielo llamen tu atención y te permitan ver un camino de tierra, el camino de Son Gual.

Empieza el camino de Son Gual.

Los caminantes pueden atravesar esta verja por la puerta de la derecha. A lo largo del paseo encontrarás varias cancelas que puedes abrir y volver a cerrar, siguiendo las normas escritas en muchas de ellas y válidas para todo el recorrido.

Al llegar a esta bifurcación te recomiendo seguir por el camino y no atravesar la cancela.

Cuando encuentres la siguiente bifurcación, el camino de la derecha, hacia abajo, te permitirá un paseo breve hasta encontrar un torrente, un puente, explanadas donde sentarte a leer, un pozo…

Si continúas sin desviarte te espera otra cancelas y varias rutas posibles. Anímate y llega hasta el El Teix o recorre el camino del Archiduque. Cualquiera de los dos te ofrecerá espléndidas vistas.